sábado, setiembre 10, 2005

La Muerte de los congresistas (para el debate)



En estos días se ha reavivado, con una clara intención electorera, un viejo debate: la pena de muerte como opción legítima. ¿Pero qué ideas tienen nuestros lúcidos congresistas al respecto?

Hace unas semanas, cuando revisaba el proyecto de la congresista Julia Valenzuela sobre este tema, anoté las incoherencias en que se incurría. Pero al parecer, la propuesta ha servido para que otros se sumen a lo que entienden es “clamor popular”. Y en época de campaña, Mauricio Mulder (que preside la Comisión de Justicia y... ¿derechos humanos?) sabe muy bien que es preciso ofrecer pan y circo: “Si es necesario renunciar a los convenios internacionales para implantar la pena de muerte en el Perú, lo tendremos que hacer. Debemos escuchar el clamor del pueblo y parar de una vez por todas con estos abusos” (tomado de Apuntes Peruanos).

Son pocos los que se han pronunciado a favor, entre ellos el director del diario Correo que desea extender la pena de muerte incluso a secuestradores, asesinos, jefes del narcotráfico (!). Se basa en supuestos errados: el poder “disuasivo” de esta pena (negado hasta el cansancio por cuanto estudioso del tema existe) y porque la mayoría, un 70% de la población, estaría de acuerdo con la medida (¿Y por qué no quiere referendo para su TLC? No, allí sí no interesa lo que opine la gente, como él mismo dijo: “que vote el congreso nomás y que aguanten así no les guste, para que los eligen pues”)

Mayor sensatez han mostrado otros columnistas: Hugo Guerra (abiertamente en contra), Carlos Basombrío (cree que todo es puro show), Editorial de La República.

Finalmente, más interesante como polémica resulta la otra alternativa para casos de violadores de menores de edad: la castración química. Ése puede ser el verdadero tema de debate.

Carlos Tengan
ctengan@gmail.com

1 Comentarios:

A la/s 7:16 p. m., Blogger Jerry Simpson dijo...

Your blog is creative Keep up the great work. Here's a subject that interests many; how to buy & sell everything, like music on interest free credit; pay whenever you want.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal